Chistes graciosos cortos

El profesor enojado le dice:

– Dígame su apellido

– Aquinomontes

– Bueno, en mi oficina

– Aquino

– En la otra sala

– ¡Aquino!

– ¡¿Puede decirme dónde entonces?!

Tonalidades

Un hombre muy decidido entra en una tienda que vende pinturas y le pregunta al vendedor:

– Disculpe buen señor, ¿Tiene pinturas de color azul oscuro?

– ¡Claro hombre!

– Dije azul oscuro, no claro…

Vergüenza

– Madre, en la escuela me dicen que hasta tú te avergüenzas de mí, dime que no es así.

– Te digo todo lo que quieras hijo, pero te he dicho ya muchas veces que no me digas madre cuando estamos en la calle.