3 chistes buenos para niños

Clase de deducción

Una maestra está dando una clase y le preguntó a Jaimito:
– ¿Qué pasa si le corto una oreja?
– Perderé la audición.
– Perfecto ¿Y si le corto las dos?
– Me quedaré ciego señorita.
– ¿Cómo es posible eso?
– Es que si no tengo orejas se caerían mis gafas.

Dinero Monopoly

Un niño se acerca a la juguetería y le pide a la cajera que quiere comprar un canguro muy agradable de juguete.
Cuando llega el momento de pagar, el niño le entrega dinero del Monopoly y la cajera le dice amablemente:

– Niño, este no es dinero de verdad.
– No entiendo cuál es el problema, este canguro tampoco es de verdad.

nacimos¿De dónde venimos?

– Mamá, ¿Cómo nací yo?
– Te trajo la cigüeña hijo.
– ¿Y tú como naciste?
– Me trajeron de París.
– ¿Y papá cómo nació?
– Lo encontraron dentro de una col.
– Pero ¿Es que nadie nace de modo normal en esta familia?